Nosotros

Nuestro Liceo

El liceo Tonucci nació hace cuatro años por el interés de brindar un servicio de calidad y una enseñanza personalizada a los niños y niñas. Reconocemos sus competencias ya que las desarrollan desde el momento mismo en que nacen, respetamos sus saberes previos y nos basamos en ellos para desarrollar proyectos

Nuestra Educación

Concebimos la educación como un proceso fundamental de formación del ser humano más allá del concepto académico como un proceso de formación integral donde los valores deben ir de la mano con los padres para que eduquemos con amor y respeto a nuestros hombres del mañana

MISIÓN

Propósito

Nuestro propósito es formar niños y niñas autónomos, líderes, creativos.

Fortalecer Habilidades

Fortalecer los saberes previos y experiencias teniendo en cuenta el juego, la exploración, el arte y la literatura.

Valores

Guiar una educación en valores para fortalecer al niño(a) en principios que le ayudarán en la vida.

Formación Integral

Hacer de nuestros niños y niñas personas capaces de enfrentar siempre retos.

VISIÓN

Fortalecer Habilidades

Como institución educativa de la primera infancia, buscamos fortalecer a niños y niñas de modo que adquieran herramientas necesarias para ser individuos autónomos, con valores definidos, capaces de vivir en un entorno social y un mundo en constante cambio.

NUESTROS DOCENTES

Nuestro Equipo

Nuestro equipo de docentes está formado por hombres y mujeres todos Licenciados en Pedagogía infantil, cuentan con más de 15 años de experiencia , aportan a nuestra institución toda su trayectoria profesional así como su amor y entrega para y por nuestros niños y niñas.

Asesores y Guías

Nuestros docentes Tonuccianos son los guías en los procesos formativos, ya que todos comparten la formación de escuela constructiva donde se tiene en cuenta los saberes previos de niños y niñas.

Amabilidad y Comprensión

El docente Tonucciano es amable, comprensivo y siempre dispuesto a escuchar y guiar a los padres de familia, observa el comportamiento de los alumnos y trata de deducir porque actúan de alguna manera particular para poder ayudar y direccionar a los padres de familia.

Docentes Comprometidos

Los docentes Tonuccianos están comprometidos con la institución para que se lleve a cabo lo propuesto para cada año escolar, se comprometen a inducir destrezas y estrategias a los alumnos.

Formación y Valores

El docente Tonucciano inculca la formación en valores desde su propio ser dando buen ejemplo de vida tanto dentro del aula como fuera de ella.

Formación Tonucciana

Los docentes Tonuccianos compartimos el pensamiento de Francesco Tonucci, “la escuela debe ser un lugar bello, donde se pueda respirar cultura, haya música, arte, sea agradable y cómoda. Debe preocuparse por ofrecer a todo el mundo aquellas bases, aquellas motivaciones, aquellos modelos culturales imprescindibles para construirse en patrimonio de conocimiento, habilidades y competencias”.

FRANCESCO TONUCCI

También conocido como “Frato”, Francesco Tonucci es un pensador, psicopedagogo y dibujante italiano. Es autor de numerosos libros sobre el papel de los niños en el ecosistema urbano y de artículos en revistas italianas y extranjeras, se convirtió en un investigador en el instituto Psicológico del Consejo Nacional de Investigación, del que más tarde presidió el Departamento de Psicopedagogía, que lleva adelante el programa de educación ambiental.

El objetivo de este programa es crear una base de datos “Para y por los niños”. Sus investigaciones se centran en el desarrollo cognitivo de los niños, su pensamiento, su comportamiento y la relación entre la cognición de los niños y la metodología educacional. En 1991 llevó a cabo en su pueblo natal el proyecto de Ciudad de los Niños, que consistía en hacer una ciudad cuyo punto de referencia sean los niños. El proyecto tuvo mucho éxito y se extendió a distintos puntos del mundo.

Sus Ideas Principales

Dejar tiempo a los niños por las tardes para que hagan cosas diferentes y luego tengan temas de conversación para hablar en clase. Esto requiere no mandar demasiados deberes, ya que pasan suficiente tiempo en el aula.

Darle más poder y libertad a los niños; que éstos sean el centro de formación contando sus experiencias.

Tonucci defiende esta idea en una entrevista publicada: “si los niños participan activamente en la gestión y en la toma de decisiones escolares, como la estipulación de las reglas que se aplicarán en los recreos, el niño no se sentirá esclavo, sino un ciudadano libre y soberano, uno de los objetivos que debe perseguir una escuela democrática”.

Tonucci apoya el uso de la lectura en voz alta de los libros en clase. Sostiene que los niños no son recipientes vacíos que hay que llenar de conocimientos; éstos tienen sus propias vivencias y formas de pensar, hay que escucharlos y crear entre todos el conocimiento.

Los niños son capaces de mantener su concentración durante un buen rato en un juego, pero esto no interesa a la escuela; porque no ayuda a elaborar lógicamente los datos. Tonucci explica que en la escuela se debe tener más en cuenta el divertimento.